Noticias

Palobiofarma avanza en su megacontrato con Novartis

La biotecnológica Palobiofarma ha recibido el segundo pago por el contrato millonario que firmó con la farmacéutica suiza Novartis el año pasado. El desembolso, cuyo importe no ha trascendido, se produce tras cumplirse el primer hito científico del acuerdo al inicio de la fase I de ensayo clínico del fármaco desarrollado por la compañía española en combinación con otro propietario de la multinacional.

Palobiofarma licenció su fármaco innovador para el tratamiento del cáncer de pulmón, el Pbf-590, en septiembre de 2015 a Novartis. El acuerdo incluyó un pago inicial de 15 millones de dólares (13,7 millones de euros) con posibilidad de aumentar hasta los 450 millones de dólares (410 millones de euros), si se cumplen todos los hitos científicos y comerciales que se estipularon en el contrato.

«Conseguir el primer hito del acuerdo de licencia en menos de un año es un gran logro para una pequeña compañía biotecnológica española», ha asegurado el consejero delegado de la empresa, Julio Castro.

Palobiofarma es una empresa biotecnológica fundada en 2006 en Barcelona por Juan Camacho. No obstante, desde 2011, la empresa tiene su sede y el laboratorio de investigación en Navarra, concretamente en el vivero de empresas de CEIN (Noain). La compañía se trasladó después de que la Sociedad de Desarrollo Económico, S.L. (Sodena), firma de capital riesgo del gobierno navarro, comprometiese en ella una inversión total de 1,25 millones de euros. Mantiene no obstante, una oficina en el Tecnocampus de Matarón (Barcelona).

El resto del accionariado está repartido entre fondos de inversión, fundadores y otros accionistas minoritarios. La primera firma de capital riesgo en confiar en el proyecto fue Inveready, que entró en el capital en el año 2008. Dos años más tarde Fitalent (del grupo Everis) acudió a una nueva ronda de financiación. En total, la biotech ha levantado seis millones del sector privado, que representa el 50% del capital. Camacho se mantiene como accionista, además de desempeñar funciones del director científico.

El Pbf-509 es un nuevo y selectivo antagonista de los receptores de adenosina A2a. El compuesto es el primero de su clase al iniciar un ensayo clínico en oncología. El fármaco se combina con el Pbf-001, un anticuerpo anti-PD1, propiedad de Novartis.

Palobiofarma ofrece una gama de productos bastante amplia con tres fármacos más en diferentes estadios de investigación. El más avanzado es el Pbf-680 para el tratamiento del asma, que ya ha alcanzado la fase II.

Fuente: Expansión

Boletín Sodena

X