Datos, motores económicos y apoyo al emprendedor

09 Diciembre 2013

A mediados de octubre, Diario de Navarra se hacía eco de un informe de la consultora Human según el cual las empresas de nuestra provincia se decantan hoy en día por trabajadores tan dotados para la venta como para el ahorro.

Por su parte, Diario de Noticias recordaba en similares fechas que el Servicio Público de Empleo Estatal (hasta hace bien poco, Inem) había retirado hasta agosto del presente año 1.382 prestaciones por desempleo. Son tan solo dos detalles de nuestra actual situación económica y laboral.

En cualquier caso, la economía navarra no es muy diferente de la del conjunto del estado, tal y como se desprende del informe realizado por la empresa Nielsen sobre el impacto de la inflación en el comportamiento del consumidor: durante 2012, la mitad de los españoles solo pudo afrontar los gastos relacionados con la vivienda y los productos básicos, datos, además, similares a los del conjunto de la Unión Europea. Incluso Actualidad Económica, en uno de los reportajes para su número de mediados de mes, reconocía un ligero optimismo en lo referente al final de la recesión pero también consideraba la dificultad del análisis de la situación por la "heterogeneidad de los datos" recogidos en los últimos meses y porque, de los "cuatro motores" de la economía (gasto público, consumo, inversión y sector exterior), los tres primeros no aportan crecimiento, sino que "siguen restándolo".

calculadora

Ante esta situación nos podemos preguntar: ¿cómo ha evolucionado la economía navarra en los últimos seis meses? Según declaraciones de miembros del Gobierno de Navarra realizadas en julio de 2013, esta economía había frenado "su caída a un 0,4 % en el segundo trimestre", si bien se reconocía que "Navarra sigue con una caída superior a la de España", aunque los datos muestran que nuestra economía mejora lo acontecido en el primer trimestre de 2013.

Y, si a ello añadimos que Navarra se encuentra "a la cola de las comunidades en empleados públicos por población", con un empleado "por cada 19 habitantes", pero con un incremento en los estudios de Formación Profesional hasta casi igualar al bachillerato, es evidente que todas las entidades públicas y privadas tenemos que prestar apoyo al emprendedor interesado en innovar, investigar y en definitiva trabajar y generar trabajo persistiendo en el análisis, evaluación y desarrollo de los proyectos que se nos presenten.

Merche Díaz Olóndriz

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio