• opiniones

Primera aceleradora con financiación de proyectos empresariales de Navarra

Carlos Fernández Valdivielso, director gerente de Sodena

Medio: Diario de Navarra

A menudo se identifica a nuestro país como una de las principales potencias turísticas, culturales y gastronómicas del mundo. Los datos nos ayudan a confirmar que no estamos ante una mera percepción sino ante una certeza. Se baten récords de llegada de turistas, tenemos un patrimonio cultural de valor incalculable y los cocineros se han convertido en unos de los mejores embajadores de la Marca España. Quizá nos cueste más identificarnos como potencia agroalimentaria. Y, sin embargo, es el segundo sector por volumen de negocio a nivel nacional después del turismo: unos 100.000 millones de euros, lo que se traduce en un 8,8% del Producto Interior Bruto, el 17% de las exportaciones, unos 2,3 millones de empleos y 28.000 empresas

Si esas cifras de escala nacional las extrapolamos a nuestra Comunidad Foral, el sector asume aún más relevancia. Gracias a su fuerte implantación en la región y su capacidad de generar empleo, el agroalimentario es uno de los sectores líderes de Navarra. Un volumen de negocio de 3.000 millones de euros, 1.270 empresas y más de 25.000 personas empleadas, confirman a nuestra región como un auténtico referente en esta materia. Por si eso fuera poco, contamos con importantes empresas nacionales e internacionales, punteros centros tecnológicos de I+D y excelentes infraestructuras y comunicaciones. A todo ello hay que sumar nuestra privilegiada situación en pleno valle del Ebro, que junto al Canal de Navarra nos permiten gozar de un sector primario extenso y de calidad.

Con estos datos, parece que apostar por el tejido empresarial del sector agroalimentario en Navarra tiene mucho sentido y es en esta reflexión donde surge ORIZONT. Una aceleradora creada por Sodena con el apoyo de CEIN para proyectos empresariales en fases tempranas relacionados con el sector agroalimentario.

El objetivo está claro: atraer talento emprendedor que desarrolle su actividad en nuestra comunidad para que finalmente se impulse y fomente la innovación en el sector agroindustrial. Por ello, queremos convertir a Orizont en un referente no solo a nivel nacional sino también internacional.

Para lograrlo, en Sodena llevamos trabajando en este proyecto más de un año, tiempo invertido en identificar 89 aceleradores repartidas por el mundo y analizar 19 al detalle. Gracias a toda esa información, hemos podido definir nuestra propia aceleradora y así poder ofrecer un valor diferencial, que aporte ventajas competitivas a todos los emprendedores que vengan a desarrollar su proyecto a nuestras instalaciones.

En nuestro esquema de aceleradora la financiación es importante, pero no fundamental. El eje diferencial es el propio sector y, por eso, hemos conformado un Consejo Asesor con expertos de reconocido prestigio internacional como Campus Íberus que aglutina a las Universidades de La Rioja, Pública de Navarra, Zaragoza y Lérida; Coca Cola Iberian Partners; CNTA (Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria); Ebro Food; General Mills; FIAB (Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas); IESE Business School; Mahou-San Miguel y Viscofan. Todos ellos nos ayudarán con la estrategia, selección de los proyectos y su materialización. A este Consejo Asesor debemos añadir las casi 40 empresas colaboradoras que ya se han sumado a nuestra iniciativa y la dedicación personal de directivos y empresarios del sector, que acompañarán y “apadrinarán” los proyectos.

Por eso son importantes iniciativas como Orizont. El fin es acelerar hasta ocho ideas de procedencia nacional e internacional con una propuesta de negocio, escalables y a una distancia al mercado inferior a un año. El programa consta de un proceso de formación y aceleración de seis meses diseñado y liderado por el CEIN en la Ciudad Agroalimentaria de Tudela (CAT) con la obligatoriedad de permanencia de la actividad en Navarra durante dos años o durante la participación de Sodena en su accionariado. Para ello, cada proyecto contará con una dotación económica de 110.00 euros. Además, los seleccionados podrán acceder a medio centenar de importantes compañías de la industria agroalimentaria, así como a un amplio panel de empresas colaboradoras, mentores especializados, centros de investigación y universidades... e incluso alojamiento para quienes lo necesiten, afianzando el objetivo de que el emprendedor invierta todos sus esfuerzos en el desarrollo de su idea. Para todo ello destinaremos más de un millón de euros al año, que proyectamos comenzar a recuperar a partir del cuarto ejercicio.

Ya tenemos la convocatoria abierta y estamos percibiendo una muy buena recepción y acogida entre los emprendedores, pero no será hasta la primera semana de julio cuando conoceremos los proyectos seleccionados donde acometer nuestra inversión. Esperemos que sean los primeros de unas cuantas generaciones innovadoras que consoliden nuestra región como tierra de emprendedores y referencia del sector agroindustrial.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio