• nuestras participadas

    Imagen Nuestras participadas2

Sodena estudia con la empresa americana Principia un proyecto en nanotecnología.

Medio: Diario de Navarra

"El Gobierno de Navarra, a través de Sodena, mantiene conversaciones con la empresa estadounidense Principia Technology Group, para investigar en nanotecnología. El presidente de la empresa estadounidense -Henry Smith- es el director del laboratorio de Nanoestructuras del MIT (Massachussets Institute of Technology).

Sodena, empresa pública de capital riesgo, quiere impulsar la investigación con el nanómetro, que es una milésima de micra. Desde hace meses, Sodena está negociando con Henry Smith, estadounidense experto en nanotecnologías. Con él, y la empresa que preside, Principia Technology Group, Sodena ha estudiado un contrato para estudiar las posibilidades de colaboración con el Gobierno para desarrollar en Navarra esta ciencia.

El pasado lunes, Smith vino a Pamplona, en su primera visita a Europa, invitado por Sodena, para conocer qué se está haciendo en tecnología en la Comunidad foral, además de estrechar lazos con la sociedad de capital riesgo. Según Jesús Zabalo, directivo de Sodena y que hizo de anfitrión en la visita, el Gobierno quiere construir una sociedad antes de fin de año, en la que Sodena tenga el control y en la que no están cerradas las puertas a otros socios. "El objetivo de la visita es conocernos y convencer al MIT (Massachussets Institute of Technology) para estudiar las posibilidades que Navarra tiene en nanotecnologías", explicó Zabalo.

Principia es una empresa, con sede en EE.UU y 20 colaboradores, de los que tres están en España, muchos de ellos pertenecientes al MIT. "Además de ofrecer asesoramiento, buscamos participar en el capital de los proyectos, invirtiendo. Estamos interesados en asociarnos con Sodena. Principia aporta la experiencia y el conocimiento de los expertos en el MIT", explica Smith.

En su visita relámpago a Navarra, Smith visitó, acompañado por personal de su empresa Principia y por directivos de Sodena, el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA), EL Centro Nacional DE Energías Renovables (CENER) y la Asociación de Industria de Navarra (AIN), donde, en estos momentos, hay cerca de una quincena de personas trabajando en las nanotecnologías y que fue destacada por Smith por tener "gente muy capaz y preparada".

Gran aficionado al arte, no faltó en su recorrido una visita al Museo Oteiza.

Entrevista con Henry Smith Director de nanoestructuras en el MIT. 
"Los seres vivos somos una prueba de la nanotecnología"

Puestos a elegir, apostaría por la conversión de energía y su almacenamiento o lograr plásticos que se pudieran desintegrar.

Henry Smith (New Jersey, 1937), con tres hijos y cinco nietos, es considerado una de las autoridades mundiales en nanotecnología.

Su primera visita a Europa. ¿Por qué Navarra?

Porque es una región muy avanzada dentro de Europa y con una gran historia de industrialización. La gente navarra es muy trabajadora e innovadora. Y hay un compromiso del Gobierno y Universidades con la innovación.

¿Qué posibilidades cree que hay en Navarra?

Para tener éxito en nanotecnología es necesario un compromiso a largo plazo. Probablemente, Navarra tenga un hueco en energía, en nuevas técnicas de conversión de energías, de hidrógeno, en medicina. Tenemos algunas ideas en estos campos, pero no sabemos cuáles van a tener éxito.

¿Por qué es tan importante la nanotecnología?

Nosotros somos una prueba de la nanotecnología porque, dentro de cualquier ser vivo, las funciones más importantes –energía, movimiento, la herencia…- se desarrollan a escala de nanotecnología. Por eso nadie puede negar la importancia de la nanotecnología. Todos los que estamos interesados en el futuro de la tecnología, debemos investigar en esta área. Pero la única manera de ver aplicaciones prácticas es participar en la investigación. La nanotecnología se preocupa por procesos en dimensiones muy pequeñas, el nanómetro en la millonésima parte de un milímetro. Con la nanotecnología se unen disciplinas que estaban separadas, como la física, ciencia de materiales, química, biologías… Al estudiar los procesos a esta escala, no está tan clara la frontera.

EE.UU lleva delantera en este campo a Europa. ¿Es cuestión de dedicar recursos?

La mayor parte del dinero en EE.UU está en el lugar equivocado. Hace 25 años los políticos no tenían interés en la ciencia y tecnología, pensaban que eso era para investigadores locos que vivían en las torres de marfil. No había interés por invertir en ciencia. Pero un día descubren Silicon Valley, un milagro económico. Ahora todos los políticos quieren tener su próximo Silicon Valley en su región. Ahora todos los políticos entienden que hay relación entre investigación científica, profesores locos y desarrollo económico. Por eso el dinero para I+D se distribuye con criterios políticos.

Sea como sea, pero destinan más dinero.

Al año dedican 4.000 millones de dólares a nanotecnologías y la mitad de esta cantidad procede de fondos de capital riesgo.

¿Qué debe hacer Europa?

La calidad no es proporcional a la cantidad de dinero que gastamos. No me preocupa la cantidad de dinero sino el largo plazo.

¿Qué sería lo más novedoso para hacer con la nanotecnología?

Las aplicaciones no son obvias nunca. Pero si tuviera que adivinar diría que el desarrollo iría por la conversión de energía y su almacenamiento, la síntesis artificial de nuevos materiales para medicina y solucionar los problemas de cómo hacer plásticos que se puedan desintegrar. También pueden desarrollarse materiales de construcción de carbonos, que son más ligeros.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio