• nuestras participadas

    Imagen Nuestras participadas2

Una empresa navarra reflotará la planta de Gamesa en Alsasua con 2,2 millones de euros

El sector solar cogerá el relevo del eólico en la planta de Gamesa en Alsasua. En 1996, esta firma instaló su primera fábrica de palas en la localidad de la Barranca y el pasado mes de febrero notificó el cierre de la planta en la que trabajaban 150 personas. Meses después, la empresa navarra Fluitecnik, que cuenta con tres divisiones (industrial, eólica y solar), reflotará las instalaciones, con una inversión de 2,2 millones de euros, para la producción de módulos solares fotovoltaicos (paneles solares). 

La empresa, con sede en Orkoien, ha previsto la creación, en una primera fase, de 46 puestos de trabajo directos. A través del acuerdo con Gamesa, en el proceso de selección del personal, tendrán prioridad antiguos trabajadores de la planta de palas. Éste se llevará a cabo en enero con un plazo de mes y medio. Por otro lado, Fluitecnik ha previsto que la producción se encuentre a su máxima capacidad en junio de 2011, en una planta que cerró sus puertas el pasado 17 de mayo. Alberto Madoz, gerente de la firma, indicó que el próximo mes comenzará la adecuación de la planta en el polígono Isasia de Alsasua. "En enero, empezará el proceso de selección de personal durante mes y medio. En los dos meses posteriores tendrán que seguir un proceso de formación. Y en abril comenzará la producción para estar a pleno rendimiento en junio de 2011", comentó. Junto a él, presentaron el plan de reindustrialización de Gamesa en Alsasua, Jorge Calvet, presidente de Gamesa, y Miguel Sanz, presidente del Gobierno de Navarra. 

 

"Los puestos compensados" 

De los 150 trabajadores de Gamesa en Alsasua, 71 aceptaron la recolocación en otras plantas de la firma en Navarra, 55 en la de Aoiz, y también en Imarcoáin y Pamplona. El resto, 79, fueron despedidos con una indemnización pactada de 30 días por año trabajo. "Un número importante por recolocar", puntualizó el presidente del Ejecutivo foral. "Gamesa se dirigió a la administración para hacernos ver que estaba en su ánimo promover una reindustrialización. Los puestos que quedaban se han compensado sobradamente con otros proyectos industriales también en Alsasua donde la administración ha tenido intervención imporSe crearán 46 puestos directos para los que tendrán prioridad, en el proceso de selección, ex trabajadores de Gamesa La firma Fluitecnik, con sede en Orkoien, centrará su producción en paneles solares tante como el caso de Sunsundegui o la creación de una cooperativa", dijo. 

 

Los representantes de Gamesa y Fluitecnik destacaron lo sencillo que les ha resultado ponerse de acuerdo a la hora de abordar el plan. Fluitecnik es proveedora de Gamesa desde 1995. La firma suma a su sede central en Orkoien y las plantas navarras otras a nivel internacional. "Fabricamos para ellos un componente de las turbinas eólicas", puntualizó Madoz. Calvet quiso añadir que Fluitecnik les suministra piezas también a nivel mundial con las plantas que la firma posee en Estados Unidos o China. 

 

Fluitecnik ha alquilado la planta de Gamesa, de unos 5.000 metros cuadrados, "con un compromiso ilimitado de estancia en Alsasua". "Garantizamos la creación de puestos de trabajo suficientes para satisfacer las necesidades de producción. Colocaremos dos líneas de fabricación de módulos solares gemelas a las que tenemos en Portugal. Entre las dos líneas de Alsasua, tendrán una capacidad de producción anual de 30 megavatios", añadió el gerente de Fluitecnik. 

 

Un mercado que crece 

Alberto Madoz explicó que vieron la posibilidad de reindustrializar la planta de Alsasua al tener la necesidad en el grupo de incrementar la capacidad de producción de módulos solares. "Sabemos que podremos mantener esta actividad en el tiempo. Está claro que las últimas noticias señalan que el sector fotovoltaico lo está pasando mal en España. Esto no conduciría al éxito de la planta. Pero la realidad no es esa. La realidad es que el mercado mundial está creciendo muchísimo. Para el año que viene, se van a duplicar las instalaciones fotovoltaicas respecto a 2010. Estamos hablando de muchos gigavatios. El mercado de la fotovoltaica es inmenso. Cualquiera puede ser usuario de un módulo solar", comentó. 

 

Por otro lado, el presidente de Gamesa, Jorge Calvet, quiso destacar que se trata de una empresa que cumple sus compromisos. "Cerrar una empresa no es un ejercicio fácil ya que detrás del cierre hay personas y familias, por lo que debemos ser sensibles con esta dimensión social. Por ello, en la reunión que tuvimos con Miguel Sanz el 18 de mayo, le planteamos la posibilidad de trabajado codo con codo para encontrar una forma sostenible en el tiempo y de calidad para la reindustrialización de la planta de Alsasua. Trabajamos duro y desde el momento en el que mantuvimos relaciones con Fluitecnik resultaron de tal calidad que nos ha llevado al acuerdo", indicó. Además, Calvet añadió que el plan de negocios de Gamesa no plantea una ajuste adicional en Navarra.

 

Ayer también se dio por finalizo el trabajo de la comisión que se creó entre Gamesa y el departamento de Innovación, Empresa y Empleo para buscar este proyecto de reindustrialización. "Las condiciones presentadas por Fluitecnik coincidían con la línea de trabajo establecida. Una vez se definió el proyecto, desde el departamento se informó a la empresa de las ayudas disponibles en el marco legal en materia de inversión y empleo, I+D, competitividad y formación. Además, se ha ofrecido los servicios del Servicio Navarro de Empleo en Alsasua para realizar gestiones de selección de personal", añadió el consejero José María Roig.

 

GAMESA EN 2010 

[25 de febrero] Gamesa anuncia el cierre de su planta de palas en Alsasua en la que trabajan 150 personas. Notificó al comité de empresa la presentación de un expediente de regulación de empleo "con carácter de extinción total de la actividad". La dirección de la empresa mostró su intención de reubicar a su plantilla en otras plantas del grupo, aunque ya aseguró que no podrían ser todos. 

[26 de febrero] El presidente ejecutivo de Gamesa afirmó que el cierre de la planta de Alsasua no tenía vuelta atrás. El Gobierno de Navarra pidió a la dirección de Gamesa que reconsiderara su decisión. Gamesa presentó el ERE en el Ministerio de Trabajo. 

[3 de marzo] El comité de Gamesa rechazó el cierre de la planta y pidió que el ERE se tramitara en Navarra. Los representantes de los trabajadores dijeron que la planta era "viable" y que se podía adaptar a otros productos. 

[5 de marzo] Trabajadores de Gamesa se manifestaron desde Sarriguren, una de las sedes del grupo, hasta el Palacio de Navarra para reclamar la retirada del ERE. 

[9 de marzo] El consejero de Innovación, Empresa y Empleo, José María Roig, en una reunión con el comité, vio razonable la negociación del ERE en Navarra y le pidió que lo reclamara formalmente al Ministerio de Trabajo. 

[12 de marzo] 1.500 personas se manifestaron por las calles de Alsasua contra el cierre de Gamesa y el despido de 150 trabajadores. 

[7 de mayo] El Ministerio de Trabajo autorizó a Gamesa el cierre de su planta en Alsasua y los 150 despidos. La firma abrió un plazo para recolocar al 60% de la plantilla. No se tuvo en cuenta el informe del Gobierno de Navarra. 

[17 de mayo] La fábrica de palas de Alsasua cerró sus puertas definitivamente. Finalmente, la firma aceptó 71 traslados a otras plantas y puestos del grupo en Navarra. Fueron 79 los trabajadores que se quedaron en la calle con una indemnización de 30 días por año trabajado.

 

Apuesta por las energías renovables 

La empresa Fluitecnik se creó en Pamplona en 1990, como suministradora de componentes neumáticos. La demanda de la industria local le exigió ampliar su oferta a otras áreas como la hidráulica, la electricidad y electrónica. En 1999, trasladó su sede a Orkoien. Entonces, decidió apostar por las energías renovables y desde ese mismo año cuenta con una división especializada para dar servicio a la industria de la energía eólica. El desarrollo del sector impulsó su crecimiento por lo que dio el salto al diseño y desarrollo y a la fabricación (con plantas productivas en España, China y EE UU). 

 

En Navarra, cuenta con plantas de producción en el polígono Agustinos de Pamplona y el polígono industrial Noáin Talluntxe de Noáin. Además, cuenta con delegaciones en el País Vasco y Madrid. Su capacidad de industrialización se acrecentó con la entrada en el sector de la energía solar, y por ello, desde 2008 comercializa módulos solares fotovoltaicos que produce en las fábricas de Boca Chica (Republica Dominicana) y Moura (Portugal). Además, desde 2009, trabaja en el desarrollo de componentes para el sector termoeléctrico. En la actualidad, fabrican componentes para tecnología de Cilindro Parabólico. Su mercado, sobre todo en el sector solar, está dirigido a Europa. 

 

 

"Una buena noticia para Alsasua" en medio de la incertidumbre 

 

La espiral de trazos negativos sobre el panorama industrial y laboral en Alsasua de los últimos años incluyó ayer una pincelada de optimismo con la "buena noticia" del proyecto de Fluitecnik. La satisfacción era palpable en responsables públicos y vecinos con el pesar común por la aún preocupante situación, que, como recordó el sábado UGT en su congreso comarcal, se plasma en los 800 operarios que en año y medio han incremento la nómina de desempleados.

 

Un aliento de esperanza, como coincidieron en señalar Félix Adán, jubilado de Renfe y Emilio Boulandier, presidente de la Unión de Jubilados y Pensionistas de la localidad y ex alcalde, sopló sobre el paisaje gris laboral. "Es un poco de esperanza. También hace unos meses se dio a conocer la nueva fábrica de Isphording. Pero la zona no está para echar cohetes precisamente", apunta Félix Adán. Se trata de "una aspirina que ayuda a sobrellevar la gravedad", sostiene, a su vez, Boulandier, quien reclama una mayor atención "al Gobierno foral para Alsasua". 

 

El azote a la producción de los últimos meses ha sido de tal grado que la preocupación aún late en el sentir de la ciudadanía. A pocos se les escapa la regulación en la que están inmersas numerosas factorías, algunas de ellas, con peso y amplia mano de obra. 

 

Precisamente por el sentimiento compartido de incertidumbre generalizada, los planes de Fluitecnik fueron acogidos con mayor agrado por el alcalde, Unai Hualde (NaBai). "Es una buena noticia", señaló tan pronto como Miguel Sanz confirmó las previsiones barajadas para las antiguas instalaciones de Gamesa en el polígono Isasia. La difusión supuso la ratificación de la estrategia conocida por el Ayuntamiento en julio cuando supo que la sociedad eólica se hallaba en conversaciones con tres grupos empresariales para buscar una alternativa de ocupación de la infraestructura clausurada. "Teníamos esperanza por que alguno de los tres grupos respondiese de forma positiva", puntualizó Hualde. El primer edil avanzó la intención de mantener esta misma semana una reunión con misma semana una reunión con la dirección de Fluitecnik a fin de agilizar los trámites municipales para las reformas necesarias en las naves. También el Servicio Navarro de Empleo se ofreció al departamento de Innovación, Empresa y Empleo a facilitar el proceso de selección de personal. 

 

"Todo es negativo, todo es negativo... Ahora parece que empezamos a respirar " se felicitaba el presidente de la Mancomunidad de Sakana y alcalde de Urdiain, Miguel Ángel Zubiria. 

 

Juan Larraya, conocedor del proceso que desembocó en la rescisión de los 150 contratos en Gamesa como responsable de ELA en Navarra, recordó que el plan de reindustrialización ahora anunciado fue una petición dirigida a la dirección de Gamesa durante la negociación: "El Gobierno de Navarra tenía que salir con algo tras tanta exigencia que recibió durante la campaña mediática que se organizó con lo de Gamesa. Entonces ya pedimos la creación de un grupo de trabajo para reindustrializar no sólo Alsasua, sino toda Sakana".

 

"No compensa los despidos"

Fernando Larraza Uribarrena, alsasuarra empleado en la ONG Setem, recibe como "positivo" el impulso dado, pero cree que, por el número de puestos de trabajo que se pretenden crear, "no es suficiente para compensar los des pidos que hubo en Gamesa. Si se emplease a más trabajadores que los despedidos sería una noticia muy positiva". 

 

Andoni Beramendi Espinosa, conserje del Instituto de Formación Profesional San Miguel de Aralar, opina que "todo lo que sea crear empleo bienvenido sea. Además Fluitecnik es una empresa con tecnología. Es bueno para los estudiantes tener empresas con tecnología como una posible salida laboral. Además se aprovechan unas instalaciones ya existentes. Fluitecnik se podía haber ido a Pamplona o a otro sitio, pero ha elegido Alsasua. No suena mal".

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio