• nuestras participadas

    Imagen Nuestras participadas2

El regreso de Rato

Medio: Diario de Navarra

Dos años después de abandonar la dirección del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato está a las puertas de Caja Madrid.

Econsenso entre "familias" del PP ha abierto la puerta a que Rodrigo Rato acceda a la presidencia de Caja

Madrid en el año más crítico para el sistema financiero español.

Quedan flecos, porque aún falta el acuerdo de otras representaciones todavía fraccionadas -como CC OO y su agrupación bancaria-, pero puede ser cuestión de semanas que los pactos se cierren, los recursos presentados en el Juzgado se retiren, y el proceso electoral que conducirá al relevo de Miguel Blesa se reemprenda.

El ex vicepresidente del Gobierno con José María Aznar, fue director del Fondo Monetario Internacional, cargo que abandonó a medio mandato alegando razones "personales y familiares".

En la actualidad es asesor del Grupo Santander y ocupa un puesto en la comisión ejecutiva de Criteria, la corporación que aglutina las participaciones, cada vez más financieras y menos industriales, de La Caixa.

Tapado por Rajoy

A través de Caja Madrid, la cuarta entidad financiera española, Rodrigo Rato vuelve a la "vida pública". Tiene 60 años y, siendo un político de raza, sufrió el descarte de José María Aznar, que prefirió optar por Mariano Rajoy como líder del PP, dejándole al margen en la que fue la gran aspiración de su vida, la carrera por la presidencia del Gobierno.

Había atesorado un gran prestigio en la vicepresidencia económica del Gobierno porque, navegando con viento de cola, lideró la "década prodigiosa" de la economía española, marcada por la expansión económica, una fuerte creación de empleo y el superávit presupuestario.

Pero Rato llegará a Caja Madrid en los momentos más delicados. Morosidad creciente y negocio menguante ya están tensando las cuentas de las entidades de crédito, obligadas a revisar a la baja el precio que cobran por el dinero al cliente minorista y que pronto se van a encontrar con el cierre del grifo de la liquidez que ahora suministra el Banco Central Europeo.

Caja Madrid ha conseguido preservar la actividad del día a día de la tormentosa batalla que se producía en torno a su cúpula.

"Los clientes preguntan por lo suyo, es decir, por su hipoteca o su letra, y no por los detalles de la lucha por el poder", repetían fuentes de la caja en la presentación de los informes trimestrales de cuentas.

El viaje de 2007

Rodrigo Rato comunicó su salida anticipada del Fondo Monetario Internacional en junio de 2007, con efecto en el mes de octubre.

Entre esas dos fechas se produjo el arranque de la mayor crisis financiera que ha conocido el mundo desde la II Guerra Mundial. Rato se fue alegando causas "personales y familiares". ¿Tenía alguna pista de lo que se avecinaba?

La cuestión es que si hubiera llegado hasta el término de su mandato, seguramente no hubiera podido renunciar a la renovación en el cargo, en plena crisis de dimensiones cósmicas.

María José Alegre
Colpisa. Madrid.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio