• nuestras participadas

    Imagen Nuestras participadas2

La energía renovable se enchufa a Navarra

Medio: Expansión

Sodena espera destinar, en los próximos seis años, 200 millones de euros a la Comunidad Foral

La Sociedad de Desarrollo de Navarra (Sodena) ha tenido desde 1989 una vinculación con el sector de renovables, desde la creación de EHN (hoy, Acciona Energía), en la que ha permanecido durante 15 años. Igualmente, la sociedad pública, instrumento de la política empresarial del Gobierno de Navarra, intervino en

el nacimiento de Gamesa Eólica.

En la actualidad, Sodena mantiene operaciones en diez empresas relacionadas con las energías renovables, además de su participación en el grupo Iberdrola. La apuesta de futuro, de la sociedad y de Navarra en este sector, se centra en los ámbitos del uso eficiente de la energía y el desarrollo de alternativas energéticas, descartando participaciones en proyectos de infraestructuras en actividades más maduras, como los parques eólicos y las plantas fotovoltaicas.

La región cuenta con el Centro Nacional de Energías Renovables (Cener), uno de los más importantes en cuanto a investigación en energías renovables de España y con un laboratorio eólico líder, el Centro Nacional Integrado de Formación en Energías Renovables (Cenifer). También, en construcción, un centro de combustibles de segunda generación, el ICTS Biocombustible 2G.

Sodena tiene como objetivo que Navarra mantenga su posición de liderazgo en las energías renovables. "Para la sociedad de Navarra, es necesario desarrollar proyectos de I+D+i en tecnologías, apostar por la diversificación y la creación de empresas en torno a nuevas líneas de negocio y poner en marcha los mecanismos financieros adecuados", según un funcionario.

Colaboración

En colaboración con otras instituciones, Sodena es uno de los principales mecanismos financieros en la Comunidad Foral. La sociedad pretende realizar inversiones en torno a los doscientos millones de euros (sin tener en cuenta el apalancamiento) en los próximos seis años. De esa cantidad, Sodena aportará cincuenta millones de euros y los restantes 150 millones de euros se conseguirán de terceros inversores.

Algunas de las líneas de negocio que abarca Sodena se centran en sistemas de generación de energías renovables (eólica, solar fotovoltaica, solar térmica, biomasa, biogas, geotermia, etc.), sistemas de distribución (desarrollo de equipos y redes inteligentes ), almacenamiento (baterías, aire comprimido, células de combustible) y movilidad sostenible. La sociedad navarra participa en empresas en fase de capital arranque, aunque no descartan participar en capital semilla o capital expansión. Todos los proyectos donde participa deben tener algún tipo de vinculación con la Comunidad Foral.

Coche eléctrico

Además, Sodena trabaja ya en los nuevos coches eléctrico. Para la región, el futuro reside en un vehículo sostenible y "la Comunidad de Navarra está muy posicionada y preparada para esta importante carrera, con una potente industria de componentes de automoción", según esta sociedad de capital riesgo.

Para Sodena, además del ensamblaje de nuevos vehículos, para lo que sería imprescindible contar con la colaboración del grupo de automoción Volkswagen, no se puede olvidar el desarrollo de componentes tradicionales y de nuevo rediseño y componentes para la infraestructura y recarga de vehículos, baterías, entre otros aspectos. También se necesita fomentar aspectos relacionados con combustibles sustitutivos del petróleo: bioetanol y biodiésel de segunda generación e hidrógeno.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio