• noticias

Sodena ganó 4,5 millones con la desinversión de Apex

Diario de Navarra

Dedicada a los aperitivos, esta es la segunda inversión más rentable de la última década.

En 2008 facturaba 10 millones, y ahora en 2015, cerrará con una facturacón de 50.

Ha sido una de las operaciones más rentables de Sodena (Sociedad de Desarrollo de Navarra) de la última década. La entidad se embolsó 4,5 millones de euros con la desinversión de la firma Aperitivos y Extrusionados, S.A. (APEX), compañía con sede en Ribaforada y que produce 'aspitos', patatas fritas, pajitas de patatita, 'jojitos'... Su inversión, de 1,6 millones de euros, se ha multiplicado por 3,85. Esto supone que la rentabilidad anual ha sido del 26,39%.

Poco o nada tiene que ver la Apex actual de aquella en la que Sodena invirtió 1,6 millones de euros en 2008. En ese momento el dueño de la compañía era el grupo Borges. La visión estratégica de Santiago Sala, director general de Apex, era diferente a la de los propietarios. Mientras que Sala apostaba por el crecimiento a través de la adquisión de empresas, el grupo Borges no estaba dispuesto a acometer inversiones. La salida de este conflicto la planteó el propio Salas. Adquirir Apex.

Así, en 2008, Sodena entró en el accionariado. Invirtió 1,6 millones de euros y se hizo con un 28,56%. Junto con Sodena también entró en el accionariado Clave Mayor a través de los fondos Punto Futuro (28,56%) y Real de Vellón (7%). Entre Sodena y Clave Mayor tenían el control del accionariado.

El resto, con un 17% se encontraba en manos de su director general, Ponso, una sociedad patrimonial de una familia catalana (9%)y Bitacast, otra patrimonial de una familia de Bilbao (8%).

Apex ha incrementado su facturación de 10,7 millones de euros en 2008 hasta los 50 millones previstos para este año. Su plantilla, de 95 personas, se ha incrementado hasta los 230 (100 trabajan en Ribaforada y el resto, en León). Este turnaround de la firma fundada en 1979 por Ángel Corral, que más tarde pasaría a manos del navarro Vidal Amatriain, ha sido posible gracias a una visión a largo plazo en la que acometieron diferentes inversiones. En febrero de 2011 adquirieron la firma valenciana Papas Vidal y cinco meses después, en julio, adquirieron otra en León.

En la actualidad, los dos centros de producción de Apex se encuentran en Ribaforada y León. La empresa navarra vendió el centro fabril de Valencia a Mercadona y se quedó con la marca Vidal. De este modo, fortaleció su marca y diversificó su gama de productos. Ahora mismo es líder tanto en la gran distribución (a través de marcas blancas) y también en los establecimientos.

La empresa exporta a 15 países aunque las ventas en su cuenta de resultados solo suponen el 2%. El propio Santiago Sala explicaba que su objetivo es sondear el mercado para saber en qué mercado podrían abrir un centro fabril.

La mayoría accionarial de Apex se encuentra ahora en manos de la familia Comenge, fabricante de Coca Cola para toda la zona centro de la península. Santiago Sala continúa al frente de la empresa y como uno de los accionistas de referencia.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio