• entrevistas

Carlos Fernández Valdivielso, Director Gerente de Sodena: “Quiero creer que el éxito de EHN es repetible en otro sector"

Medio: Diario de Navarra

Profesor de la UPNA, ingeniero y empresario, Carlos Fernández Valdivielso fue nombrado director de Sodena el pasado 14 de diciembre pasado.

El 9 de enero estrenó su despacho en Carlos III, al frente de la nueva Sodena S.L. resultante de la fusión de cuatro empresas públicas: Sodena S.A., dedicada al desarrollo de empresas en Navarra; Nafinco, S.A., avalista de empresas en crisis o necesidades financieras; NGA, S.A., especializada en empresas de tecnologías de la información y el Fondo Jóvenes Empresarios Navarros (FJE) que dependía de CEIN. Con 21 personas a su cargo y una 50 empresas participadas, todavía no ha tenido tiempo material, dice, de profundizar en cada una. Ni siquiera de echar un vistazo a las cuentas y el presupuesto, se disculpa. De ahí que eluda pronunciarse sobre el futuro de algunas `patatas calientes que hereda sobre la mesa, como la venta de Sunsundegui; la posible entrada en Fotón (la empresa de autobuses eléctricos en Tafalla) o la participación "del 0,5% o 0,6%" en Iberdrola que custodia Sodena. Ingeniero de telecomunicaciones y profesor de la UPNA, pidió tiempo para hacer trasvase de poderes con los tres proyectos de investigación en los que participaba. Y en desvincularse de las empresas en las que participa: una sociedad de domótica, creada hace 13 años a partir de su proyecto fin de carrera. Y una nueva empresa creada por dos de sus alumnos y especialmentequeridaparaélque busca acercar el software de comunicación para personas con discapacidad. En ambos casos, va a hacer una cesión temporal de los derechos de sus participaciones.

¿Qué es la domótica?

Utilizar la tecnología para facilitar la vida diaria dentro de tu casa o tu lugar de trabajo, dando más confort o ahorrando energía.

¿Se le ha planteado algún tipo de incompatibilidad por el cargo en Sodena con sus empresas?

He leído la Ley de Incompatibilidad y dice no puedo tener participación de más del 10% en empresas que tengan convenios y contratos con la Administración. No es el caso. Pero, de todos modos, voy a hacer esa cesión de derechos, todavía no sé a quién, porque quieroe star centrado aquí. En diciembre, dimití como presidente de Ingeniería Domótica y la participación de Sodena se recompró ya en 2011. También he dejado la junta de la Asociación de Jóvenes Empresarios. Nadie me obligaba, pero creo que era un paso necesario.

En la Universidad ¿qué ha tenido que dejar aparcado?

La docencia, no. Tenía prácticamente dadas ya todas mis clases del año. Pero los proyectos de investigación, pedí tiempo para transferirlos. Por eso, me incorporé el 9 de enero. Estaba en tres: Urbótica, una herramienta de simulación integrando las TIC para el diseño urbanístico de ciudades sostenibles; Faster, un proyecto para localizar personas en el interior de edificios sanitarios, que permita optimizar recursos y atender mejor al paciente; y Nasistic, también de asistencia médica.

Por experiencia, la transferencia de la investigación de la universidad a proyectos reales de empresa ¿es tan difícil como dicen?

Es mucho más fácil de lo que parece. Poco a poco, ese salto se está estrechando. Creo que es tocar la puerta adecuada. Y Sodena debe ser una de esas. A nosotros, nos ayudó mucho CEIN en una primera etapa. Lo importante de un proyecto empresarial es el equipo humano que tire del proyecto. Más vale un equipo brillante y una idea mediocre, que a la inversa. Eso lo tengo grabado a fuego.

Medio año con el cargo vacante y al final le nombran a usted ¿resultaba el menos incómodo para los dos socios: UPN y PSN?

Espero que no sea por eso ¿eh? Pero no lo sé. A mí me llamó la consejera. Y no me ha interesado en saber quien se lo propuso. Mi única relación con la administración fue con Sodena el tiempo que participó en mi empresa. No tengo ningún color político, soy independiente, y supongo que ayudaría. Pero no ha sido el único hueco que han tardado en nombrar.

En Sodena se ha hecho mucha ingeniería, pero más bien financiera. ¿Ya da usted el perfil?

Casi todos mis predecesores (Aracama, Zabalo, Luri) han sido ingenieros también. Entiendo que si me llaman es porque tengo un perfil técnico que puede ser interesante, tengo experiencia en gestión, en mi empresa; en estrategia, en el consejo de mi empresa, y en la universidad, un año como director del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica, donde éramos más de 100 personas.

¿Alguna encomienda especial?

No. Estas primeras semanas me estoy centrando en marcar una estrategia de por dónde queremos que vaya Sodena. Y he estado reuniéndome con cada una de las 21 personas del equipo.

Una línea está clara: ser el brazo ejecutor del Plan Moderna, donde usted ya era patrono ¿no?

Sí. Como navarro, porque la Fundación Moderna traspasa lo que es el Gobierno, creo que nuestro futuro pasa por ejecutar el Plan Moderna si somos capaces de hacerlo bien. Eso me lo creía ya antes del 14 de diciembre. Ahora, con esta responsabilidad, quiero ser capaz de poner el granito de arena para que se vaya cumpliendo.

¿Va a cambiar algo el papel de la nueva Sodena?

Sodena es una empresa cuyo objetivo es favorecer el desarrollo empresarial de Navarra. Y lo que tenemos que hacer es ayudar a todo el que empieza, ver cómo podemosayudaralosqueyaestán,alos que estén pensando en empezar algo, sean empresas o multinacionales, no emprendedores, intentar atraerles a Navarra y a los que ya están aquí y quieren salir, ayudarles a salir. Sodena tiene unas líneas de actuación bastante bien definidas. Son cuatro. Los proyectos `bio: 3P, Idifarma, Cima, Digna... Es una apuesta firme y vamos a seguir, porque estamos más cerca del momento de resultados que del principio. La industria agroalimentaria, las TIC y la energía, donde tenemos el referente de EHN...

Eso ya es pasado. ¿Cree que es un caso repetible en otro sector?

Yo quiero creer que sí. Aunque es muy difícil, porque el éxito de EHN se basó en la suma de una serie de factores. Desde luego no será hoy, ni mañana. Pero soy de naturaleza optimista. Nuestro trabajo es ese.

¿Qué patatas calientes tiene encima de la mesa: Iberdrola, Sunsundegui, Fotón...?

Esas y más, si las hubiera, el equipo profesional que hay en la casa está tan cualificado y las está gestionando tan bien, que no me estoy quemando en nada. Iberdrola es un tema del Gobierno. Sodena ha ejecutado lo que le ha dicho y ejecutará lo que le diga. Es un activo de todos los navarros. De momento, no me han dicho nada y no creo que me digan, tal como está la cotización, salvo que el Gobierno tenga una necesidad. En Sunsundegui, hay un equipo directivo independiente y nosotros estamos vigilando que eso siga adelante.

¿Por qué arriesgar 28 millones en que siga Sunsundegui y no impedir el cierre de Mizanor en Milagro donde Sodena sí participaba?

Entiendo que mis predecesores tomaron decisiones en base a un criterio de viabilidad. Igual hay decisiones especiales donde quizás hay un componente social. Pero aquí tiene la puerta abierta toda empresa.

Y ¿qué intención hay con Fotón?

Por lo poco que he visto, es un proyecto que encaja dentro de las líneas de actuación de Sodena, que nos parece interesante, es captación de recursos extranjeros y haremos lo posible por que salga adelante. Si no se culmina, no será porque no lo hayamos intentado.

 

EL PROFESOR EMPRENDEDOR

Nacido en Pamplona el 21 de mayo de 1974, Carlos Fernández,casado con Idoya Castells Portal, es padre de tres niñas de 2, 5 y 7 años. Alumno de jesuitas, estudió en la tercera promoción de ingeniería de la UPNA, a la que permaneció ligado con la tesis doctoral y como profesor asistente, al tiempo que, al terminar la carrera, montaba una empresa de domótica, a partir del proyecto final de carrera, junto a un compañero y un profesor. Ingeniería Domótica SL. Hace ya trece años. Al principio, estuvo directamente al frente de la empresa "donde hacía de director comercial, gerente y hasta de becario". En 2005, cuando ya estuvo consolidada en Navarra y con beneficios, contactaron con Sodena para dar el salto a la expansión nacional. "Nos costó un año que entrara a participar". Sodena, entre otras cosas, exigió profesionalizar la gestión. Y Fernández pasó "de emprendedor a empresario" como presidente del consejo de administración, dejando la gestión diaria en manos de un gerente. Coincidió entonces que Fernández, ya doctorado desde 2003, sacó una oposición de funcionario en 2006 y pasó a ser profesor titular en la UPNA. La docencia pasó a ser así su actividad principal y la empresa su "hobby", donde se ocupaba del plan estratégico. Políticamente independiente, no ha eludido representar los intereses gremiales como secretario, vicepresidente y presidente de la asociación de ingenieros de Telecomunicación, vicedecano del colegio oficial en España, vocal del consejo de la empresa pública CEIN y patrono de la Fundación Moderna, entre otros cargos. Su última aventura societaria, ya como profesor, ha sido acompañar a dos de sus alumnos en un proyecto "precioso": la creación en 2011 de la empresa Dime SL, que realiza aplicaciones de software, pero para tabletas, para facilitar la comunicación, mediante pictogramas, a personas con discapacidad.

 

 

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio