• entrevistas

"Nuestro reto más inmediato es la nanotecnología"

Entrevista con José María Aracama, director general de Sodena.

Medio: Expansión

"Nuestro reto más inmediato es la nanotecnología" 

Sodena, la sociedad de desarrollo y capital riesgo del Gobierno de Navarra, lleva 22 años apoyando la creación y el desarrollo de empresas en la región. Impulsar el desarrollo económico e industrial de Navarra. Éste es el fundamento principal en el que se

asienta la estrategia empresarial de Sodena, la sociedad de desarrollo y capital riesgo del Gobierno de Navarra, que dirige José María Aracama.

¿Cuáles son los pilares en los que actualmente se fundamenta el plan estratégico de Sodena?

Impulsar la generación y desarrollo de proyectos empresariales para Navarra, tanto locales como atraídos del exterior, así como colaborar con otros agentes en acciones de coordinadas, encaminadas al logro de la máxima competitividad de la economía navarra. Perseguimos, además, el impulso de dichos proyectos empresariales, a través del instrumento financiero que venimos utilizando desde nuestra constitución en el año 1984, que es el capital riesgo. Nunca asumimos el papel de empresario, tomamos participaciones minoritarias y temporales –de un máximo de diez años-. Y, buscamos, además, rentabilidad global en los proyectos –financiera, fiscal y estratégica.

¿Cómo definiría el papel que tiene Sodena en el desarrollo económico de la comunidad de Navarra?

Contribución al desarrollo empresarial equilibrado y sostenido de Navarra, y a la competitividad de su economía. Con sus 22 años de experiencia, Sodena ha conseguido al impulso de proyectos que actualmente son referentes a nivel internacional, como los relacionados con las energías renovables, la biotecnología, etc… Asimismo, ha impulsado proyectos locales con éxito reconocido –agroindustria, sector farmacéutico, energético y telecomunicaciones- y ha contribuido a la industrialización de Navarra.

¿Cuáles son, en estos momentos, las prioridades y proyectos próximos de su sociedad?

La prioridad actualmente son, entre otras, apoyar la internacionalización de las empresas y la competitividad de sectores que aportan valor añadido a Navarra –automoción, agroindustria…-. Como proyecto más inmediato destacaría la apuesta por el desarrollo de la nanotecnología, para lo que el pasado mes de abril se firmó un acuerdo entre el Gobierno de Navarra y Principia, entidad que agrupa a varios investigadores, con el objetivo de que colaboren en la definición y puesta en marcha de un nuevo centro tecnológico centrado en nanotecnología. El objetivo del Gobierno regional es el desarrollo de nuevas iniciativas empresariales que permitan alimentar la necesidad investigadora y mantener ventajas competitivas sostenibles, que asienten la riqueza en nuestro entorno y la creación de empresas de explotación de las ideas, conceptos o productos que puedan derivarse de las investigaciones de ese centro tecnológico, o de los actuales centros de investigación. Esta cultura no se restringe al ámbito nano, sino que ya se está aplicando a todas las áreas del conocimiento.

Y, ¿los sectores prioritarios en los que invertir?

Los relacionados con la energía, eficiencia energética y energías renovables; la nanotecnología, el medio ambiente, la biotecnología, la aeronáutica, y las nuevas tecnologías.

¿Siguen siendo los sectores tecnológicos los preferentes para destinar sus inversiones?

Sí, ya que el elevado riesgo conlleva que no sean muy atractivos para la iniciativa privada y, en consecuencia, los impulsemos desde el capital riesgo público.

¿Cuáles son, en estos momentos, los sectores más atractivos para invertir dentro de Navarra?

Uno de ellos es el sector de las energías renovables. Dado que el Centro Nacional de Energías Renovables, Cener, está ubicado en Navarra y el impacto que este ámbito ha tenido y tiene en esta región, donde actualmente se produce más del 70% de la energía consumida, se ha creado un nuevo sector industrial y productivo que genera más de 3.500 empleos directos e indirectos. El sector de la biotecnología también es interesante, considerando que el proyecto Cima –que cuenta con el respaldo de Sodena- es un referente internacional en el campo de la biomedicina, y que el Gobierno de Navarra ha lanzado su plan Bionavarra 2007, en el que apuesta por el desarrollo de la biotecnología. Todo ello está ya contribuyendo a la creación de bioempresas, que nosotros entendemos son muy atractivas para inversores que quieran desarrollar proyectos empresariales en este campo.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio