• entrevistas

“Nuestro papel es invertir, pero no somos el instrumento para salir de la crisis”

Entrevista con Jose María Aracama

Medio: Diario de Noticias

“Nuestro papel es invertir, pero no somos el instrumento para salir de la crisis” 

Jose María Aracama es director general de Sodena desde 2001. En este periodo, la empresa ha acometido desinversiones importantes, se ha reorientado hacia nuevos sectores y ha ejecutado decisiones polémicas como la compra de Iberdrola o la entrada en Sendaviva.

Sodena afronta la crisis con inversiones en 44 empresas y los focos situados en sectores como la salud y la biofarmacia, que deben crecer en Navarra de modo notable durante la próxima década. Aracama, consejero de Economía entre 1996 y 1999 y antiguo director de Cementos Portland y Mutua Navarra, cree que, gracias al Cima y a otras empresas y centros hospitalarios, Navarra puede ser una referencia en el sector. "La del Cima (con un capital de 152 millones de euros) es la segunda inversión más elevada en este sector en España", dice Aracama, que sigue confiando en el futuro de Volkswagen. "Soy de los que cree que puede estar aquí muchos años, con el Polo o con modelos de más valor que aseguren la continuidad de la planta".

¿Cuál es el papel de Sodena en esta coyuntura económica?

Lo primero que debemos decir es que Sodena no es el instrumento para salir de la crisis. Nuestro papel es invertir para desarrollar la comunidad y nuestra líneas de acción son claras: ayudar a crear nuevas empresas y al crecimiento de las que ya existen, facilitar el relevo generacional y fomentar la internacionalización. Dicho esto, está claro que en esta situación nos tocará desarrollar actuaciones distintas y en el segundo paquete de medidas del Gobierno se nos encomienda apoyar financieramente a las multinacionales para ayudar a que mantengan el empleo. Pero se trata de un tema concreto.

¿Se usará Sodena para el rescate de los constructores de Guenduláin?

No, no. Cero, cero. Nada de eso.

¿Qué mensajes lanza Sodena a sus empresas participadas?

Pues que en momentos de crisis toca austeridad, no hay que comprometer un euro que no vas a poder atender en un futuro. Todas las empresas que mueren van a concurso por falta de liquidez, por muy bueno que sea el negocio. Es importante cuestionarse todo el sistema de actuación, reducir gastos, eliminar todos los procesos que no dan valor y replantearse cada actuación. Hay metodología abundante y válida para identificar todos estos procesos que no generan valor. El mayor problema de la crisis es no hacer nada También hay buenas noticias: ha bajado la demanda y se ha contenido la inflación, con lo que ese diferencial que nos hacía perder competitividad se ha reducido y es ahora nulo. Esto significa que podemos mantener nuestro poder adquisitivo. En mi opinión hay dos palabras clave: competitividad ante nuestra competencia e internacionalización. Si sabemos competir en Navarra, somos competitivos en el exterior. Y hay otros muchos países, como China o India que van a seguir creciendo.

¿Y qué cree que se puede hacer desde los Gobiernos?

Si no estuviésemos en el euro depreciaríamos la moneda. Como no podemos, se podría incrementar el IVA a la media europea para que aumente la recaudación. De ese modo no perjudicamos a las empresas que exportan y estos mayores ingresos se pueden compensar con un recorte a las cotizaciones sociales. Y se puede rebajar el tipo marginal del IRPF o las plusvalías. Y hay que desatar la guerra al gasto corriente y avanzar en una reforma laboral que profundice en la flexibilidad.

Una parte muy importante de las inversiones de Sodena se encuentra en Iberdrola. ¿Es ése el papel de la empresa pública?

Aquello fue una decisión estratégica del Gobierno de Navarra y, por supuesto, la salida también lo será. Como accionistas nos sentimos cómodos, entendemos que es una empresa que no refleja para nada los resultados ni el posicionamiento, que es seguramente el mejor del sector, porque el 60% del su negocio lo tiene dentro del negocio regulado, cuando la media es el 30%. El riesgo, por tanto, es muchísimo menor. Los resultados son extraordinarios y prevén ganar 2.800 millones, con un dividendo de 0,34 sobre una cotización que ha estado a 4,50.

Pero es dinero de una empresa pública y está en la Bolsa...

Sí, pero creo que el Gobierno de Navarra no ve esa inversión a corto plazo, por lo que, en el momento apropiado se invertirá. El propio Parlamento ha dicho que no es el momento de vender.

Las acciones aún pueden bajar más...

Pues sí, porque el mercado de valores es absolutamente líquido y cuando baja, baja todo. Y cuando sube, sube lo bueno y lo malo. Iberdrola es de las compañías que debería estar en la cartera de cualquier inversor. Prácticamente sólo con el primer trimestre hidráulico que hemos tenido, tiene su cuenta de resultados resuelta.

¿Pero será rentable para Navarra?

Sólo el hecho de participar en Iberdrola hace que el trato de la compañía a Navarra pueda ser diferencial.

¿Sólo con el 0,80, contando la parte de Caja Navarra?

No es tan poquito. La inversión inicial fue de 173,5 millones y somos unos de los socios de referencia: trimestralmente, somos de la docena de inversores a los que invitan para darnos información de primera mano acerca de la situación de la compañía.

La inversión ya no está asegurada. ¿Se entendía que no merecía la pena?

Todo en esta vida cuesta un dinero y en función del riesgo pagas más o menos. Y ahora mismo no hay una fecha límite para vender, algo que puede obligarte a asegurar la inversión. Y estoy seguro de que veremos la cotización a un nivel muy superior.

Otra inversión polémica es la de Senda Viva. ¿Qué hace  Sodena en un parque recreativo?

Fue una iniciativa de la consejería de Turismo, con un plan de negocio que preveía una rentabilidad. Pero los socios tecnológicos dieron al parque una calidad muy baja y se vio con claridad que había tres alternativas: cerrar el parque, mantenerlo sin invertir, por lo que no tenía mucho futuro, o irlo mejorando mediante inversiones complementarias. Los accionistas privados no apoyaron financieramente el proyecto y Sodena entró ahí. Hemos invertido unos 30 millones de euros y ahora es un parque consolidado, con la calidad adecuada, y que crece en número de visitas (40.000 en 2005 a 180.000 en 2008). Más de la mitad de los visitantes vienen de fuera, nos dicen que pasan un día agradable y el 40% repite.

Pero, ¿será rentable?

El punto muerto está en 240.000 visitantes. Con esa cifra de turistas no se pierde dinero. Teniendo en cuenta que hay 150 puestos de trabajo directos y lo que esto supone en IRPF, su impacto en el IVA y en la creación de empresas, creemos que ya se ha logrado para Navarra un retorno de la inversión. Pero, bueno, está claro que las cuentas de resultados no se hacen así...

¿Y la apuesta por Cima?

Es un éxito porque somos un referente principal a nivel nacional en biotecnología. Participamos en los principales fondos de nacionales y estamos incluidos también en la Fundación Genoma. Y estoy seguro de que Navarra va a ser una referencia en el sector. Cima Digna ha sido la empresa que más patentes ha desarrollado en toda España. Yo creo que casi tantas patentes como el resto de empresas juntas.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio