• entrevistas

A propósito de la competitividad de Navarra. Pilar Irigoien, directora gerente de Sodena

Medio: Revista Negocios en Navarra. Número 300 - marzo 2018

“El nivel de competitividad de las regiones en el proceso de globalización que vivimos está asociado a la existencia de ecosistemas, buenos proveedores, empresas tractoras a nivel sectorial, generación de sinergias entre compañías, pero también comerciales del territorio somos todos los navarros”, recuerda Pilar Irigoien, directora gerente de Sodena, instrumento público del Gobierno de Navarra que desde 1984 ha jugado distintos protagonismos en el ámbito del desarrollo y atracción y generación de tejido empresarial. En estos momentos Sodena, junto a servicios históricos, como la atracción de inversiones o el capital riesgo, tiene la encomienda de la coordinación y la asistencia técnica a los órganos de decisión de la Estrategia de Especialización Inteligente de Navarra (S3), así como la misión de dinamizar el desarrollo de los nuevos clústeres, los asociados a los ejes de la S3.

Más allá de todo lo que se ha dicho ya de la S3 me gustaría que destacase algunas notas relevantes de esta estrategia.

El hecho de que los retos que plantea la Estrategia de Especialización Inteligente (S3) tengan un efecto sobre la economía y que se evalúe si esos efectos cumplen los objetivos propuestos, me parece una de las cosas más innovadoras de la S3, que acaba de pasar su primera evaluación externa que acredita el pleno cumplimiento de las directrices definidas por la Comisón Europea y tan solo propone algunas recomendaciones de mejora en cuatro de los veinticuatro aspectos analizados.

Asimismo, es interesante ver cómo directores de servicio de diferentes departamentos del Gobierno o los directores generales trabajan con otros directores generales en un mismo reto. Me estoy acordando del “Reto 1. El impuso del vehículo eléctrico”, en el que están inmersas dos direcciones generales de Desarrollo Económico (Política Económica e Innovación) junto a la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y el ayuntamiento. Conseguir que haya espacios comunes, que en vez de trabajar por departamentos se haga hacia un objetivo, me parece de lo más relevante en términos de innovación, porque creo que es ahí donde se produce la verdadera eficiencia de la coordinación pública. El método es interesante pero también hay que demostrar que en estos años se produce un valor incremental en dicha coordinación”.

LA IMPORTANCIA DEL “QUÉ”

Vinculada a la S3 aparece la estrategia de los clústeres. Venimos hablando de cooperación empresarial muchos años. Tal vez sea muy fácil formular ideas, pero al menos en la experiencia de Navarra, ha parecido muy complicado transformar esas ideas en realidades y, de hecho, mientras en otras regiones los clústeres han progresado, aquí, tras diversos intentos fallidos, estamos prácticamente volviendo a empezar.

Pienso que ahora ya no se trata de replicar el modelo asociativo, porque no se genera nuevo valor, el enfoque es otro, tiene que ver con las líneas estratégicas sobre las que una empresa está dispuesta a colaborar. En esa dirección estamos junto con los clústeres generando lo que llamamos “Iniciativas de Refuerzo de Competitividad” (IRC), análisis en profundidad de cuáles son, a través de las fortalezas de las compañías de la asociación, los ejes estratégicos del futuro. Tras ese análisis surgen líneas de trabajo que son compartidas por las empresas y se inicia un proceso de colaboración sobre un algo concreto que merece la pena. La clave está en saber sobre qué vamos a colaborar. Hemos realizado un primer IRC en renovables y el éxito ha sido que ya no es nuestra iniciativa de refuerzo de competitividad, sino que es ya su plan de trabajo.

También se ha generado una iniciativa similar en automóvil eléctrico.

Con la virtualidad de que aquí lo hemos hecho con personas del sector del automóvil y con otros ‘players’, porque los ‘players’ del automóvil eléctrico no son los históricos. Vemos que la estrategia de los históricos en la transformación hacia el vehículo eléctrico se inicia por la transformación digital, es una transformación más de innovación interna, mejora de procesos, uso de tecnologías, robotización, robótica colaborativa… pero en paralelo hay otras industrias que ya están suministrando producto al vehículo eléctrico que son capaces de ofertar productos diferenciales para ese vehículo. Hemos creado una unidad que no hemos querido llamar clúster, porque lo que importa ahora es que hay un plan con un grupo de empresas tractoras, que están de acuerdo con ese plan, y se inicia una andadura en colaboración con el clúster del automóvil para impulsar proyectos de innovación en vehículo eléctrico y también colocar a la región como un escenario de punta de lanza para el vehículo eléctrico. Nos interesa que se visibilice la existencia de un ecosistema, por eso se han desplegado ayudas en términos de fiscalidad para propiciar la adquisición del vehículo eléctrico, y otras acciones, nuestro concepto es convertirnos en territorio pionero para por ejemplo realizar ensayos en vehículo eléctrico o autónomo, todas estas tareas pensamos que pueden conseguir en el futuro que seamos considerados una región en la que Volkswagen elija su segunda planta de fabricación de automóviles eléctricos, porque sabemos que la primera se establecerá en Alemania.

¿Se van a realizar más?

Este año vamos a abordar el IRC del sector agroalimentario. Tenemos una gran diversidad de compañías y gran diversidad de estrategias. Aquí se plantean dos retos. Uno es la alimentación saludable y el otro, la mayor vertebración del conjunto de toda la cadena de valor, que se contemplen más productos de la huerta navarra en las capacidades productivas de las industrias transformadoras. Ahora estamos analizando si descendemos de ese eje a una línea. Vemos, todavía no lo hemos terminado, por ejemplo, que los platos preparados es un concepto que se está imponiendo en el mercado, muchas de nuestras compañías lo están abordando y además creemos que si le incorporamos el concepto saludable le da un plus a esta tendencia de mercado.

Estamos trabajando con el clúster y de este trabajo creemos que surgirán las líneas estratégicas en las que las empresas verán un espacio donde producir más valor.18.04 foto PIO numero 300

¿Veremos pronto un clúster en salud?

Esta no es una decisión de Sodena, dependen de las empresas. Hay movimientos incipientes. Sobre todo en el eje “bio”, hay empresas instaladas en el vivero de Cein que han iniciado un trabajo conjunto para estar presentes en ferias o en eventos o impulsar la marca Navarra Health, han empezado a hablar sobre lo que les une… Tenemos también encima de la mesa algunas propuestas para afrontar el ecosistema sanitario desde el punto de vista del servicio hospitalario e investigador (Cima, Navarra Biomed), un nucleo que es muy fuerte en Navarra que posee presencia y marca internacional a través de la CUN, sobre todo, para ver si le podemos dar un empujón más hacia la visibilización internacional y buscar retos estratégicos. Pero son todavía movimientos incipientes.

¿Y aquí qué están haciendo?

Observamos dos líneas en el área de salud, una tiene que ver con lo bio y otra con la aparatología médica, que combina muy bien con nuestro ecosistema de ingeniería, tanto por la formación como por la existencia de compañías especializadas en mecatrónica y automatizaciones, que pueden ayudar a mejorar los sistemas de la sanidad. Existen en este momento proyectos de I+D, financiados por el gobierno entre empresas de automatización y la Clínica Universitaria o el Hospital. Estamos asistiendo a un escenario nuevo de transformación en el área de salud con la aplicación de la robótica, inteligencia artificial, visión artificial… Estamos impulsando eventos para encontrar puntos de encuentro y conocer mejor el interés de las pequeñas empresas, porque no ocurre como en agro, el automóvil o en renovables, que tenemos una industria solida con una aportación al PIB relevante, aquí tenemos un gran sistema de servicios hospitalarios, pero no una gran industria transformadora de esos servicios.

Queda todavía mucho por hacer, pero tenemos los ingredientes suficientes para que se produzcan avances. Estamos generando actividad, pero no forzando la máquina. Es previsible que se realice este año o tal vez el siguiente un IRC en salud.

INFORMACIÓN INTELIGENTE

Un papel histórico de Sodena ha sido la captación e inversiones, tanto nacionales como internacionales. ¿Qué se está haciendo en esta etapa?

Seguimos trabajando en el refuerzo de las inversiones nacionales y extraterritoriales. Mantenemos anualmente reuniones en profundidad con nuestras multinacionales. Entre 2016 y 2017 hemos realizado medio centenar de encuentros. Este es un trabajo callado, que no requiere de publicidad, en el que Sodena juega el papel de vínculo facilitador para que estas compañías puedan luchar por ser más atractivas ante su casa matriz para incrementar inversiones en la región. Sodena trabaja junto con ellas para poder articular una propuesta territorial con el conocimiento que tenemos de nuestros instrumentos de apoyo público a la innovación, favoreciendo proyectos compartidos por varias compañías.

¿Y respecto a la atracción de proyectos nacionales?

En el año 2017 hemos gestionado 29 proyectos y han venido 6 proyectos, pequeños, pero no hemos parado de hacer ese trabajo. Lo que no hemos hecho es invertir mucho dinero en buscar agentes comerciales que van por el mundo a buscar proyectos. Hemos aprendido del pasado, porque los hubo en otro momento, pero no obtuvieron ningún resultado.

¿Que ofrece Sodena a un potencial inversor?

Información inteligente sobre el mercado, el clima de los negocios en Navarra, información relevante del sector, información fiscal de Navarra y la red de contactos con posibles socios, autoridades, centros de investigación.

Apoyo personalizado para cada proyecto en el que identificamos los partners adecuados, la mejor localización, ayudas e incentivos existentes, financiación y relación con inversores, búsqueda de colaboradores y asesores, facilitamos los trámites para cumplimentar el protocolo para obtener la declaración de proyecto de interés foral.

Y organizamos y acompañamos en las visitas de prospección. Y en la fase de acompañamiento, implementacion y desarrollo del proyecto volvemos a estar con ellos en todo lo relacionado con los procedimientos administrativos, el suelo industrial, el suministro de energía, las telecomunicaciones, o la formación.

Estos servicios se facilitan con confidencialidad y gratuidad y ponemos a disposición una persona de Sodena con la que pueden trabajar sin tener que ir a veinte ventanillas. Todo un conjunto de servicios que de forma reservada las empresas agradecen, pero no sale en los medios.

LUFTHANSA

Reconocido el éxito del acuerdo con Lufthansa para establecer una conexión aérea con Frankfurt, ¿qué sensaciones les traslada la compañía tras los primeros meses de operaciones?

Muy positivas. En las últimas conversaciones que hemos mantenido con el director general de la compañía en España, Carsten Hoffmann, nos ha mostrado su satisfacción de cómo va evolucionando esta comunicación aérea. Hay tránsito tanto para salidas como para llegadas, pero pienso que, en esta parte, en lo que respecta a la actividad turística, todavía queda mucho por hacer. Ya se ha producido una primera ronda de shows rooms y presentación del territorio a los touroperadores, cuyos resultados, dado que en el momento del año que comenzaron las operaciones ya, los touroperadores tenían los planes presentados para 2018, tendrá más impacto en 2019.

Estos primeros meses de operaciones muestran la existencia de viajeros que requerían esa línea en Pamplona, el complemento que dé el turismo reforzará nuestra posición, sin olvidar que al final los datos mandarán.

¿Con Lufthansa se cierra la búsqueda de otros operadores o hay sitio para más?

Entendemos que para hub europeo no, al menos en posición activa de Sodena, otra cosa es lo que decida el mercado. Esta parte la tenemos resuelta, en todo caso, queda por hacer el análisis de Barcelona, ciudad con la que tenemos peores comunicaciones.

CAPITAL RIESGO

Otra de las funciones que desempeña Sodena es la actividad de capital riesgo, ¿cómo está evolucionando?

Donde más estamos trabajando actualmente, con un equipo específico, es en el segmento de las startups innovadoras con capacidades escalables. Este eje se ha multiplicado en iniciativas e incluso se ha enriquecido recientemente con la iniciativa Navarra Tech Transfer, una iniciativa publico privada donde acompañan a Sodena nueve empresas que han comprometido un ticket cada una de 250.000 euros, para invertir en la fase de semilla en proyectos de transferencia de conocimiento desde las universidades al mercado. La fase de inversión de este fondo se cerrará en junio y a partir de esa fecha comenzarán a aprobarse operaciones. Ya existe una lista de potenciales proyectos que se estan analizando y debatiendo con las diferentes empresas.

¿Qué puede destacar del resto de vehículos de inversión?

En el espacio de capital semilla tenemos también Orizont, que trabaja como aceleradora de proyectos del sector agroalimentario, busca la atracción de talento y su implantación en el territorio, dispone de financiación propia y de un vivero en la Ciudad Agroalimentaria de Tudela. Es una iniciativa bien articulada e invertimos nuestro dinero en ello. Orizont fue elegido por Funcas el año pasado como primera aceleradora innovadora de España.

Además, también disponemos de préstamos semilla como instrumento para impulsar y acompañar a compañías en las que, a falta de histórico, analizamos la visión de futuro, la consistencia del modelo de negocio, la implicación de los promotores y la capacidad escalable del proyecto.

Con estos dos instrumentos hemos formalizado 20 operaciones e invertimos en desembolsos a compañías del año anterior y en las nuevas, 2,4 millones de euros.

¿Con qué instrumentos operan en proyectos de consolidación y crecimiento?

Actuamos sobre dos ejes. Uno es el del capital riesgo para crecimiento que no siempre significa entrada en el capital, son también préstamos participativos en los que Sodena se reserva la capacidad de capitalizar en un momento determinado.

Y el otro es el de los préstamos con los que acompañamos a compañías del territorio que pasan dificultades. La tipología es muy diversa, pero deben ser empresas con desarrollo industrial de futuro y un EBITDA que aporta valor, a las que un plan de acción puede devolver a la senda de la competitividad y el empleo.

¿De dónde proceden los fondos?

Utilizamos el fondo del BEI que Navarra suscribió en 2011, su finalidad original se truncó al inundarse el mercado de liquidez y derrumbarse el tipo de interés. Ya hemos devuelto 25 millones, pero el resto lo soportamos a un tipo de interés del 3,75%. Lo utilizamos para aligerar esta carga ya que colocado en la banca no tiene ningún rendimiento. El año pasado aplicamos 13,5 millones del BEI, a tipos del mercado, de entre un 1 o un 1,5%.

En conjunto, a empresas consolidadas entre capital riesgo y préstamos hemos realizado un desembolso de 25 millones de euros este año. Tenemos aprobados bastante más, hasta 40 millones de euros, porque hemos adquirido compromisos de futuro, pero tienen que cumplirse unos hitos concretos.

Desde el punto de vista de la financiación quedaría una cuestión relacionada con las sociedades de garantía recíproca. ¿Cómo está funcionando el acuerdo?

El año pasado alcanzamos los 24 millones en avales prestados por estas sociedades a través de nuestro acuerdo, y este año han llegado hasta los 31,6 millones. Se han realizado 174 operaciones y por primera vez Sonagar y Elkargi han realizado un número parecido de operaciones.

El riesgo de Sodena está en 16,62 millones sobre un volumen de 59 millones. Este sistema ha favorecido una inversión empresarial de 108 millones.

DIGITALIZACIÓN

No quisiera terminar sin que me comentara cómo aborda Sodena la transformación digital.

Desde el punto de vista interno nos planteamos dos objetivos que abordamos desde la formación interna: establecer las competencias digitales que tiene que tener la sociedad y resolver la cuestión de si tiene que darse una transformación en la misma.

Y hacia el exterior, dado que tenemos 70 sociedades participadas activas, que son nuestra primera preocupación y nuestro interés, aportarles valor, queremos este año saber más sobre lo que significa la transformación digital en las compañías, sobre todo por el efecto que tendrá en las nuestras, que además de que crezcan y generen empleo, queremos que retornen el dinero que Sodena y la administración pública ha puesto en ellas.

Con esa vía de responsabilidad hemos fijado un plan en el queremos tener más competencias en tres ejes: el roadmap de la industria 4.0 en el tema del internet de las cosas y la sensorizacion distribuida, en logística inteligente y planificación avanzada de procesos y en big data y herramientas de data analiytics como ventaja competitiva.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio