• blog

Manejar nuestro tiempo

Podría derivar también en manejar nuestra vida, pero no quiero ir tan lejos ya que eso requiere de mensajes de más poso y reflexión personal; aquí me centro solo en unos pocos aspectos instrumentales que ayudan a manejar nuestro tiempo, son unos tips (lo siento; me encaja aquí el anglicismo).

A mí me ayudan y espero que a algunos más también.

Creo que estamos casi todos de acuerdo en el gran número de estímulos externos que actúan e interrumpen nuestros quehaceres (y me centro solo en lo laboral); positivos para muchas cosas pero que no deberían dirigir nuestra vida sino ser nosotros capaces de mantener nuestro rumbo.201601 Post CSC manejar tiempo2

Parto de la base de que “estar presente” en lo que estamos haciendo en un momento dado (mindfulness le llaman algunos) es necesario (o muy recomendable) para hacerlo mejor y en tiempo, especialmente lo digo para los que hemos pasado de cierta edad (¿los 50?) y el disco duro, y no digamos la memoria RAM, se nos van quedando cortos. Si además eres varón, para qué contar…

Me refiero sencillamente a esos amigos nuestros como son el correo electrónico, móvil y Whatsapp.

¡Cuántas veces los maldecimos por su inoportunidad! Hay que intentar manejarlos a ellos y no ellos a nosotros, aunque sea parte de nuestro tiempo (si trabajamos 8-10 horas diarias, enchiquerarlos durante 4-5 horas sería una gran medida ).

Lo comento para el trabajo individual pero aún más para el trabajo en el equipo.

Correo electrónico: (¡y mira que yo envío correos!) no es necesario estar siempre a su disposición, sino él a la nuestra. Yo parto de la base de que lo tengo en silencio, pero además no pasa nada porque lo cerremos durante una o dos horas seguidas si tenemos que centrarnos en un asunto o sobre todo reunirnos en equipo. No os preocupéis que si hay algo urgente de verdad, ya nos llegará.

Teléfono móvil: por supuesto debe ser el enemigo si estamos reunidos en el equipo, pero incluso en el trabajo individual muchas veces podemos posponer la respuesta inmediata un rato (¡¡si es tu jefe, no!!)

Whatsapp: Este sí que no. Quizá es porque yo le doy un uso más personal que laboral; pero por supuesto ¡prohibidos los sonidos en los grupos de Whatsapp! No solo porque nos despiste a nosotros sino por respeto de personas que nos rodean. En este sentido creo que ha cambiado mucho de hace un año a este. Al principio era todo un concierto de Whatsapp.

No os preocupéis, que aunque cortemos temporalmente esas conexiones con el exterior ya vendrá nuestro jefe o compañero para solicitarnos para algo . Igual me gano un zasca del jefe la próxima vez que no me localice…

Al final me he enrollado y quizá a muchos (¡benditos ellos!) no les hará falta para estar a lo que estamos o no puedan hacerlo según cuál sea su ocupación. Igual suena muy "abuelo cebolleta" pero no eran imprescindibles hace 20 años.

Carlos Sarobe Carricas

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio