• casos de éxito

Volver

Tabla datos1 TUV

fotoCFV-TUV

Desde mediados del siglo pasado, el progresivo incremento del parque automovilístico aumentó de forma significativa el número de accidentes, motivados y agravados en muchos casos por defectos o fallos mecánicos en los vehículos implicados.

En el año 1963, Bruselas acogió unas jornadas internacionales en las que se adoptó el siguiente acuerdo: implantar en todos los países la denominada Inspección Técnica de Vehículos Automóviles (ITV) de carácter obligatorio para cierto tipo de vehículos.

Fue a finales de la década de 80, cuando entró en vigor en Navarra la normativa que daba cumplimiento a la legislación europea en este ámbito: una ley que extendía la exigencia de realizar la ITV a todos los turismos particulares con permiso de circulación.

El Gobierno de Navarra lanzó entonces una licitación para seleccionar a la empresa proveedora de este nuevo servicio, de carácter obligatorio y que se dirigía a una importantísima parte de la población. La compañía alemana TÜV Rheinland Navarra obtuvo la licencia y autorización administrativa para la puesta en servicio y explotación de una Estación ITV en la Comarca de Pamplona, en concreto en Mercairuña.

El Gobierno consideró fundamental su presencia en esta empresa para velar por el correcto desarrollo de un servicio regulado por una normativa pública. Así, en el año 1989, Sodena entra a formar parte como socio participativo en TÜV Rheinland Navarra, S.A. Una vez normalizado el servicio, la presencia de Sodena se fue diluyendo, si bien la toma de participación se mantuvo hasta el año 1998.

TÜV Rheinland Navarra ponía a disposición de los usuarios unas perfectas infraestructuras, dotadas con una tecnología innovadora, a las que añadía los conocimientos y experiencia del buen hacer alemán, apoyándose rigurosamente en los estándares y directrices correspondientes, tanto en lo referente a instalaciones como a maquinaria, además de la competencia técnica de sus colaboradores asegurando así la calidad y la seguridad de la vida cotidiana.

Con el paso de los años, surgieron estaciones de ITV en otros puntos de la geografía navarra, así como otras empresas, como Revisiones Navarra, que facilitaban este servicio a los usuarios.

El servicio, el de la Inspección Técnica de Vehículos, incide de manera directa en uno de tres pilares clave para velar por la seguridad vial y contribuir a proteger el medio ambiente, además de al desarrollo económico y bienestar de la región.

Carlos Fernández Valdivielso
Director Gerente de Sodena


Información sobre TÜV Rheinland

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio