¡Ni hao, China!

16 Mayo 2014

“Ni hao, China”, esas fueron las primeras palabras con las que Navarra dio la bienvenida a una delegación de empresarios chinos, encabezada por el embajador del país asiático en Navarra, que nos visitó recientemente.

El objetivo de esta visita era, y sigue siendo, estrechar las relaciones comerciales entre China y Navarra y principalmente lograr atraer inversión china a nuestra región.

No era el primer contacto que desde el Gobierno de Navarra y Sodena se mantenía con las autoridades chinas y desde luego no será el último, ya que el tigre asiático con sus 1.300 millones de habitantes, aún no exento de grandes problemas, es la envidia del mundo por algunos de sus parámetros económicos:

  • Líder en producción de riqueza, al crecer su PIB a tasas anuales superiores al 8% durante las tres últimas décadas. ¡Quién diría hace unos años que el PIB en paridad de poder adquisitivo de China estaría en estos momentos a punto de desbancar del liderato a EEUU!.

  • Primer actor del comercio mundial –exportaciones e importaciones de bienes y servicios– con un 12% del total.

  • País con mayor proporción de formación bruta de capital fijo, con un porcentaje del 27%.

Hablando en plata, este último dato significa que por cada 100€ de inversión en todo el planeta, 27€ corresponden a China. ¡Casi nada! Como os podéis imaginar, Sodena, como entidad responsable de la captación de inversión extranjera para Navarra, se volcó en la organización de la visita. No todos los días se recibe al embajador de un país con una población que supera en más de 2.000 veces la de Navarra y con semejantes cifras había que “echar el resto”.nihao2

Tras una apretada agenda donde pusimos a prueba el aguante de los empresarios chinos y el nuestro propio, podemos decir que la “música” después del encuentro suena bien. El llamado “efecto escaparate” (impulso o reacción que cualquier persona o colectivo tiene ante el mensaje que incita a la compra de un bien) de Navarra, funcionó correctamente, gracias al alto nivel de nuestras empresas y de los trabajadores que las conforman y de los empresarios y directivos que las dirigen.

Para que la “letra” nos guste, será necesario que logremos captar alguna inversión china de alto valor añadido para Navarra, de forma que las astronómicas estadísticas de inversión de China también se cumplan en nuestra región (recordaros que actualmente, de las más de 100 multinacionales asentadas en Navarra, ninguna tiene participación de capital chino). Y así podríamos seguir expresándoles nuestro agradecimiento de la forma en que lo hicimos en nuestra despedida: “Xie xie, China”.

Alberto Clerigué Gárate

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Política de cookies.

Acepto cookies de este sitio